Conectarse

Recuperar mi contraseña







Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Vie Mayo 20, 2016 10:05 am por Invitado

» Cena de Medianoche {Libre}
Mar Mayo 17, 2016 8:30 pm por Niklaus Salvatore

» ● Bálderook University [Normal]
Dom Abr 10, 2016 9:30 am por Invitado

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Hermana]
Vie Abr 08, 2016 1:43 pm por Invitado

» † Aquellos que se Acercan al Ángel †
Dom Abr 03, 2016 11:50 pm por Raziel

» † Los Pasos de un Ángel Caído †
Dom Abr 03, 2016 9:25 pm por Raziel

» Registro de PB. (Obligatorio)
Sáb Abr 02, 2016 11:01 am por Raziel

» When Darkness Arrives - NORMAL
Sáb Mar 26, 2016 9:01 pm por Cloud Strife

» Paradise in Hell +18 Afiliación Normal
Sáb Mar 26, 2016 9:01 pm por Cloud Strife

estación del año
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Dom Jul 16, 2017 6:14 pm.
>>Hermanos<<
>>Elite<<
¡Siguenos!
¡Siguenos!

Cena de Medianoche {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cena de Medianoche {Libre}

Mensaje por Raziel el Sáb Abr 16, 2016 11:42 pm

Ya hace un par de horas que había caído la noche en las instalaciones de Shin-Ra. Los empleados del turno nocturno hacían su trabajo, mientras que los soldados, si no estaban en alguna misión fuera, se encontraban en sus dormitorios consolando el sueño, o en la biblioteca, terminando de leerse su libro pendiente. Ya no se veían muchos por los pasillos de esta gran compañía. Y aunque la hora de cenar habitual ya había pasado hace un buen rato, el gran comedor principal había hecho una excepción con alguien que se había aparecido de último momento.

Quizás por ser alguien con un rango tan elevado como son los soldados de primera clase, o quizás porque no llegó tan tarde después de todo, pues, no todos los demás asientos del comedor se encontraban desocupados. Habían unas cuantas personas merendando el postre, pero se podía resaltan claramente la presencia de un sujeto extravagante, pues, este llevaba una vestimenta muy minuciosa, elegante; raro, pues, esto no era el comedor de un gran hotel de lujo. Solo había que darle un vistazo a la poca gente del alrededor, para darse cuenta que el albino estaba un poco fuera de lugar.

Este sujeto había pedido, quizás, el platillo más fino del menú, el cual era una lasaña en salsa blanca. El platillo se veía exquisito, irresistible, y este albino estaba listo para deleitarse con su sabor. Tomo su tenedor y cuchillo, prosiguiendo así a rebanar el cuadro de delicia. Al engullirse su primer bocado, lo mastico con calma, como si estuviera analizando su sabor, a juzgar por la expresión en su rostro. Lo mantuvo en su boca por varios segundos, hasta que decido tragarse aquel primer bocado. Cualquiera con buen sentido del gusto, tomaría el siguiente aún más grande, deslumbrado por la exquisitez que aparentaba esa lasaña, pero… aquel albino solo hizo dejar sus cubiertos a ambos lados del plato y alejar el platillo hasta el centro de la mesa. ¿Es que acaso su sabor no era tan sabroso como aparentaba esa lasaña de salsa blanca? Quizás nada de eso, solo que… aquel albino no era un buen Gourmet.

Él no podía sentir los sabores, más bien. No tenía gusto… porque no era humano. Hace muchos años atrás él llego a la Tierra y, desde entonces, ha tratado de adaptarse a su nuevo hogar, tratando de tomar nuevas costumbres… pero ciertamente hay algunas que no se pueden cambiar. Su naturaleza no le permite sentir sabores, porque los ángeles no comen, no lo necesitan… y él quizás quiera cambiar eso ahora que no tiene esperanza de ser lo que era, a pesar también por cómo veía aquel plato de lasaña, preguntándose quizás: “¿cómo se sentirán los demás el nutrirse por medio de estas provisiones?”. A lo mejor nunca lo sabrá, pero allí permaneció, mirando aquella brillante lasaña con sus ojos azulados, como si intentara penetrar en el alma del montón de carne y pasta.
avatar
Raziel

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2016
Localización : Shin-Ra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena de Medianoche {Libre}

Mensaje por Niklaus Salvatore el Mar Mayo 17, 2016 8:30 pm

Estaba aburrido,  hace bastante tiempo que no encontraba nada que hacer,  las instalaciones de Shin-ra  son increíblemente grandes,  hay muchas partes de ella que ni siquiera he visitado,  no lo necesito puesto que soy un científico  que no necesita otro lugar más que su laboratorio y su casa aunque claro yo soy un científico porque quiero aprender sobre la anatomía y naturaleza humana,  seres interesantes que evolucionan constantemente,   ah recuerdo el tiempo en el que yo apenas no conocía nada acerca de este mundo,  aprendí mucho de un viejo amigo que me enseño que no hay una bestia más temible que el ser humano, lo que puede hacer para lograr su cometido es increíblemente grande,  luego de eso me interese en saber más sobre él  y que lo hacía tan perfecto e imperfecto a la vez,   es decir un ser que se mantiene en una lenta pero constante evolución debería llegar a la perfección en cualquier momento,  mas sin embargo  este no es el caso de los humanos,  ellos utilizan su conocimiento y su evolución para convertirse en seres superiores y sobre pasar a los demás esa es su imperfección,  son seres egoístas  que solo quieren lo mejor para sí mismos,   y eso hará que siempre cuando el humano este llegando a la meta donde dice “perfección”   se cruzara una piedra y lo hará tropezar  esta piedra se llama “maldad”  los humanos poseen una maldad interior increíblemente grande,  eso me hizo pensar una vez, si puedo crear un humano capaz de que la maldad no lo ciegue capaz de hacer que la humanidad evolucione por fin,  luego me di cuenta de que era un ángel de la muerte y de que estoy hecho para matar y no para crear,  claro eso no me importa mucho, probablemente solo moriré si me asesinan, no moriré por viejo  así que si voy a estar en este mundo lleno de imperfecciones será mejor hacer algo divertido mientras tanto,  crear abominaciones que vayan en contra las leyes de  la naturaleza sin duda es algo divertido  y doy gracias a Shin-ra   claro ellos se quedaran con mis conocimientos,  eso no me importan mientras  me den todo lo que quiera.

En mis pensamientos me di cuenta de que ya estaba en la entrada del gran comedor,   siempre cargo unas cuantas almas conmigo... así es las almas son mi alimento,  me hacen más fuerte y me mantienen vivo,   metí mi mano en el bolsillo izquierdo de mi gabardina y de ella saque un alma blanca,  las almas de este tipo son puras, vírgenes y sin maldad,   la saque de un niño  que jugaba en el lugar equivocado en el momento equivocado,   mire a alguien comiendo solo en una de las mesas y me puse en camino hacia él,  lo mire con una sonrisa  y me senté justo frente a el con mis piernas cruzadas  y puse el alma en la mesa,  aprendí una vez que las almas son la energía vital de los seres vivos,  y que puedo hacer con ellas lo que quiera, torturarlas  destruirlas o lo que sea,  en cuanto me la cama una alma nueva nacerá,  es como la materia,  nunca se destruye solo se transforma en otra cosa,    mire al joven sentado frente a mí y puse  mi mano encima de esa pequeña alma,   use mi electricidad para quemarla  si prestabas atención podían oírse los gritos del niño dentro de aquella  bola -Es curioso ver un ángel por aquí,  eres un soldado?-  dije sonriendo como todo un niño,   me encanta molestar a la gente mas aun si estoy aburrido.
avatar
Niklaus Salvatore

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 11/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.